Nuestro Blog

Conoce nuestros artículos y últimas noticias

  • Tecnologías
  • 3 diciembre, 2020

Estamos trabajando la identidad y cambiando el corazón de Sapia

portada

Sapia: “Estamos trabajando la identidad y cambiando el corazón de la
empresa”

ENTREVISTA. Alberto Indacochea, CEO de Sapia, comenta cómo la transformación interna de la
empresa, que implicó la reestructuración de su talento, debilitó la cultura laboral y qué hace para
fortalecerla en pandemia.

Por Eduardo Prado
19 de septiembre de 2020

¿Qué procesos de reestructuración interna han implementado en Sapia este año?

Nos organizamos en transformar tres dominios: todo lo que es gobierno de negocio, que
incluye la parte financiera, métricas, etc. Luego, la cultura, que quizás era una de las
cosas más complejas porque Sapia tiene más de 35 años y han habido muchos cambios en
este periodo con respecto a tecnología. Y el éxito del cliente, que aborda temas
comerciales y los servicios que brindamos. Empresas como la nuestra, que solo damos
servicios y no somos fabricantes de tecnología, tenemos que cambiar rápido porque sino
morimos.

¿Qué avances han tenido en estos dominios?

En gobierno de negocio, si no hubiéramos comenzado poco antes de la pandemia, no sé si
estaríamos vivos hoy como empresa. Aceleramos el proceso y eso nos llevó a reestructurar
los skills de las personas. Han salido personas con determinado skills, porque hemos
dejado algunos servicios, y hemos incorporado otras con habilidades diferentes. En
cuanto a cultura, levantamos un diagnóstico en los últimos meses y contratamos
consultores independientes que nos están asesorando en este proceso.

¿Qué buscan lograr con el cambio cultural de la empresa?

Estamos trabajando en un tema de identidad y cambiando el corazón de la empresa.
Antes éramos una empresa de proyectos y reventa de hardware y software, y hoy nos
estamos convirtiendo en una de servicios. También seguirá la otra línea, pero se integrará
con mucho más valor de cara a las nuevas tendencias. Ese proceso ha golpeado a las
personas y hoy tenemos una cultura muy débil. Entonces buscamos crear nuevos rituales
y formas de trabajo.

¿Cuáles han sido los principales cambios internos?

Si queremos transformar los servicios de nuestros clientes, primero tenemos que cambiar
nosotros. Iniciamos un proceso muy agresivo de transformamos para lograr ahorros en
dinero y tiempo. En mayo culminamos un proceso de migración 100% a la nube. Tenemos
ahí todos nuestros servidores y los aplicativos funcionan directamente desde allí.
También nos hemos mudado de cuatro locales a uno solo, donde combinamos home
office y trabajadores móviles.

¿Qué eficiencias se han generado con esta migración?

Solo el proyecto de migración a la nube nos tomó dos meses. Lo hicimos con nuestra
propia gente porque somos especialistas. Asignamos tiempo a las personas de la empresa
para hacer esa migración. Nos hemos ahorrado 15% de lo que teníamos proyectado en
presupuesto gracias a la nube.

¿Qué nuevos servicios implementaron hacia sus clientes?

Nos han pedido cosas de emergencia que nunca nos habían solicitado, o servicios de nube
que los hemos habilitado muy rápido. A la hora de la pandemia se limitaron muchísimo
las importaciones, y traer capacidades de cómputo era muy difícil. Entonces, se
habilitaron algunas cargas en la nube directamente porque ya no tenías que importar.
Hay clientes que nos han contratado para migrar todo su data center a la nube.

¿Proyectan crecer este año?

Vamos a decrecer este año un 20% en ingresos. Sin embargo, en rentabilidad vamos a
crecer a triple dígito por eficiencias de costos y el cambio que estamos realizando en el
portafolio.

¿Qué líneas de negocio tendrán mejor desempeño este año?

Los servicios de nube serán los mejores en cuanto a rentabilidad, no en volumen. La nube
es parte de la unidad Digital Technology Services, que representa el 70% de nuestros
ingresos. Ahí todavía estamos con servicios tradicionales que tenemos que ir migrando
hacia el nuevo portafolio. Lo que más tenemos en este último son servicios de data center
y mesa de soporte. La nube representa hoy aproximadamente el 10% de nuestra
facturación. En los siguientes tres años, debería ser el 25% de los ingresos de la empresa.

Las empresas peruanas aún tienen una deuda pendiente con la ciberseguridad. ¿Qué
tanto ha crecido la demanda durante la pandemia?

La inversión sí ha crecido en estos meses, pero crecerá más el próximo año. Quizás hay un
tema cultural detrás de nosotros, que compramos seguridad solo cuando nos pasa algo.
Esperamos inaugurar en el primer trimestre del próximo año un centro de monitoreo
para servicios de nube. Y estamos ya trabajando para que eso se convierta en un centro de
monitoreo de seguridad en todo nivel. En el Perú la ciberseguridad está muy concentrada
en la seguridad de red; sin embargo, hay mucho más ámbito, que engloba seguridad de
datos, de las aplicaciones, de la infraestructura.

Compartir

Más Destacados